Dos chicas y dos chicos riendo sobre una cama

Quienes somos

El nombre surgió en una cena. Una copa de buen vino, mientras se fraguaba la creación de un nuevo concepto de tienda de decoración más cercano, propició la elección del nombre: Borgia Conti. Creada en 1988 por Margarita Caro y Rafael Echevarrieta, padres de Rafa, Javier, Marta y Beatriz (hoy todos a cargo del negocio), Borgia Conti ocupa un lugar privilegiado en su sector, no en vano ha sido pionera en acercar la decoración de calidad a todo el publico.

La primera tienda que se inauguró, de las cuatro existentes en la actualidad, fue la del Paseo de la Habana, esquina con Alberto Alcocer, donde antes había una antigua pescadería. En ella, Margarita Caro vendía muebles y objetos que adquiría en sus viajes por el mundo. En los inicios, Borgia Conti apostó por una línea clásica inglesa aunque, con los años, y ya con los hijos al frente, la oferta se ha modernizado. Hoy en día, la mítica tienda de decoración ofrece muebles y complementos para el hogar de estilo moderno, algunas piezas vintage y retro, pinceladas de industrial. Así mismo se le da gran importancia al arte, cada vez mas trabajando con artistas y artesanos que eligen Borgia como escaparate de su trabajo. De ahí que muchos de los objetos que comercializan son únicos, y fabricados a mano. Muchas de las lámparas son de fabricación propia, ensambladas en la nave de Las Rozas, al gusto y/o necesidades del cliente. Varios de los muebles se fabrican a medida convirtiéndose en objetos exclusivos, así como antigüedades traídas de Oriente.

Los responsables de este cambio fueron los cuatro hijos, quienes desde 2006 han ido introduciendo nuevos estilos y relegando otros.

A día de hoy, Borgia Conti da trabajo a 25 personas de forma directa, empleados que están repartidos por las cuatro tiendas (2 en Madrid y 2 en Európolis) y la nave en Las Rozas, y a decenas de artistas y artesanos de forma indirecta, muchos de ellos trabajando en exclusiva para la empresa madrileña.